jueves, 13 de abril de 2017

Rozen Maiden – El inesperado factor Moe


TITULO ORIGINAL

GÉNERO
Fantasia / Comedia / "Drama"

ESTUDIO DE ANIMACIÓN

DIRECTOR
Mamoru Matsuo 

MANGA






Introducción

- Esta reseña van con spoiler moderado.  

Rozen Maiden empieza dejando en claro un hecho vital: que estamos ante una historia que exige mucho a tu suspensión de la incredulidad y que por esas obvias razones, si eres muy exigente, es mejor evitarte la pérdida de tiempo.
Y si soy sincero, mi intención al ver esta serie era sólo para “desconectar”, no tenía pensado en escribir de ella, no creía que hubiera material suficiente para siquiera sacarle algo de interés a sus tres temporadas, pero al final he terminado sucumbiendo al inesperado factor moe. Sí al “moe”, yo quejando siempre de lo insufribles que son los personajes de Kyoto Animation que abusan de este recurso. 

Shinku

Breve análisis Primera Temporada

La sinopsis de la historia no puede ser más clara, todo se centra en  las Rozen Maiden (Doncellas de Rozen), siete muñecas viviente; en una lucha entre ellas mismas por prevalecer, en el evento que se llama ”Alice Game” y así convertirse en una especie de versión perfecta, llamada Alice.

Mientras escribo esto, empiezo a estar consciente de lo ridículo que suena esta premisa. Pero bueno, esto es anime ¿verdad? Así que como indique anteriormente, la serie requiere que no cuestiones muchos de sus argumentos,  es como siempre digo: “no preguntes mucho, por explicaciones que tal vez nunca recibas”.

La primera temporada empieza con Jun Sakurada, un Hikikomori que recibe un misterioso contrato que le da dos opciones: “Le darás cuerda o no“, (Ya saben no pregunten mucho), Jun acepta y se convierte en el médium de Shinku, la quinta muñeca Rozen,  y así la vida estancada del protagonista empieza a cambiar.


La clásica rutina de la bofetada
Y eso sería el mejor resumen de la primera temporada, una presentación de sus personajes, un poco de contexto de lo que significa el “Alice Game”, pero sobre todo centrada en el cambio de su protagonista, un cambio que ocurre por la interacción con ese elemento fantástico que repentinamente aparece en su vida. Por allí nos topamos con la acostumbrada comedia regular, centrada  en factor moe, que por supuesto, a pesar de mi simpatía inesperada, soy el primero en reconocer que no es suficiente para salvar la serie.


El factor moe
Hay escenas de acción, pero tampoco es que sea un apartado que le interese a la serie. Y en cuanto al protagonista, su situación se desenvuelve de manera predecible, ya desde el inicio sabemos que se trata del clásico mensaje, que se ve repitiendo desde Envangelion: “Sobreponerse y afrontar  la realidad de la vida”. Pero lamentablemente a pesar de ello,  Jun Sakurada no deja de ser el irritante personaje olvidable del primer capítulo.

- Pero bueno lo que me sirve de  consuelo, es que no cayeran tan bajo, para incluir fanservice, porque sería completamente ridículo, ya siquiera plantear algún carácter sexual, en esa clase de personajes femeninos, eso sería caer muy bajo.




Rozen Maiden demostrando que sí puede caer aún más bajo

Segunda Temporada (Rozen Maiden ~Träumend~)

Siempre nos quejamos que la mayoría de veces, una segunda temporada termina arruinando una buena serie; pero en este caso es todo lo contrario. La segunda temporada de Rozen Maiden, logra darle algo de vida a esa opaca primera temporada. Para comenzar, el nivel de la animación y la dirección son mucho mejores; supongo que fue porque la serie obtuvo más aceptación de lo que se esperaba y el estudio Nomad le proporciono un mayor apoyo a esta segunda temporada y bueno no hay nada como un buen presupuesto para mejorar en gran medida una serie, o al menos dar la sensación de mejoría.


Por supuesto no podría faltar esta escena en una nueva temporada.
Rozen Maiden –Träumend, está en centrada en mayor medida en el llamado: “Alice Game“, por lo que finalmente hay un serio enfrentamiento entre las Rozen Maiden, eso hace que la serie sufra cambios notables y deja de ser tan condescendiente con el espectador, incluso muestran temas oscuros y escenas conmovedoras. Lo que al final termina generando una posición de sus protagonistas, en cómo afrontaran esa lucha; permitiendo que sus personajes destaquen más allá de sus tropos, logrando incluso rozar la personalidad propia.

Por ejemplo la búsqueda por convertirse en Alice, la muñeca perfecta, es algo que se considera parte de su destino, es la máxima aspiración de sus protagonistas, sin embargo Suiseiseki, a pesar de ser egoísta y conflictiva, decide no participar, porque eso significaría luchar contra su hermana gemela. Souseiseki por el contrario, considera que convertirse en Alice es un deber que debe cumplirlo aún por encima de sus propios sentimientos.

Suigintou como personaje antagonista, logra una gran mejoría con respecto a la primera temporada, al principio está dispuesta hacer lo necesario por ganar, pero su relación con su médium, una chica con una enfermedad terminal, hace que su personaje gane un cariz de humanidad, que siempre le sienta bien a cualquier antagonista.  


El avance de la trama, ocasiona en sus personajes una relativa mejoría.
Shinku por su parte, luego de convivir con algunas de sus hermanas y luego de derrotar en la primera temporada a Suigintou y experimentar por ello la culpa, decide consecuentemente con sus principios, a pesar que en un primer momento convertirse en Alice era su mayor aspiración; no sólo no aceptar el “Alice Game”, que significaría luchar con sus demás hermanas, sino además plantearse que aquel enfrentamiento haya sido un error que ellas han malinterpretado y que debe haber otra manera de lograr ser Alice.
 De esta manera vemos a su personaje cambiar, sin perder su integridad, mientras avanza la trama. Y eso me resulta realmente sorpresivo ¿me están mostrando desarrollo de personaje en una serie de "muñecas vivientes"?

Conclusiones

Rozen Maiden, es una serie para el público "otaku", para aquel que tiene un nivel de tolerancia robustecida por tanta excentricidad japonesa. Y sí, obviamente me estoy incluyendo en ese círculo, y por eso mismo puedo decir que no es para todos. Hay escenas que me han divertido, la animación la hace tolerable en la segunda temporada, Shinku como personaje femenino me agrada realmente, se ha convertido en fuente de referencia para un personaje que estoy creando. Pero bueno es sólo eso, divertida si perteneces al grupo, algo que un fanático se puede permitir.

Primera Temporada: 4.0/10
Segunda Temporada: 6.0/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...