domingo, 18 de febrero de 2018

Tsuki ga Kirei - Un mal final podría ser más interesante




Alerta de Spoiler. Entre bajo su propio riesgo


Uno de los motivos por lo que creo que “Tsuki ga Kirei” es una buena serie, se debe al hecho que no abusa de los clichés de su género. Aunque lo cierto es que en sus últimos momentos, no puede evitar marcase uno de los mayores clichés de las historias románticas: “Chico/Chica corriendo a una estación (Inserte aquí el medio de trasporte que más se acomode a su guion)”. Claro es forzar un poco la situación, para plantear una posible separación y un amor no logrado, como clímax final.

- Y spoiler, eso no ocurre, aunque no sé porque eso puede tomarse como spoiler, ya que era obvio lo que iba a ocurrir.


En esta escena el "mensaje subliminal".

Pero como le ocurre a una gran mayoría, soy inmune a esa forzada incertidumbre, que se plantea de manera tan habitual en una historia romántica, es tan de manual que no aporta nada - incluso resta. Pero afortunadamente como mencione al inicio, ese recurso manido ocurre al final de la serie y no demerita todo el terreno ganado.

Aunque el hecho de ver a un protagonista declarándose a un tren en movimiento, no es de mis escenas favoritas. Sobre todo porque sabemos que todo acaba bien, es innecesaria y por sí misma y sin tener mayor contexto, incluso es hasta cómica sin proponérselo. El final de la serie me genero cierta expectativa, pero en forma contraria yo me esperaba el final impopular. Es más creo que el “mal final” le hubiera dado a “Tsuki ga Kirei” sería el nuevo “5 CentimetersPer Second” y para entonces le hubiera puesto un 9 en MAL y la hubiera defendido contra la avalancha de la gente desencantada.

Y luego de este enorme rodeo, creo que debería explicar, de una vez, porque creo que en esta serie, un mal final sería más interesante.

Recordemos que la serie tiene como premisa la juventud y el primer amor. Y es por ello que la inexperiencia de sus protagonistas, le dota cierta ternura a la historia, claro especialmente me refiero a su protagonista Akane, porque del  otro lado Kotarou, encarna mejor su torpeza, ese poco tacto que nos caracteriza a los hombres; es un poco idiota en resumen, pero nada diferente a lo que somos a esa edad (o incluso después). Es por eso que final de la serie, nos pone desde el punto de vista de Kotarou y el porqué de cierto modo parece no merecer a Akane. Y así ocurre la declaración al tren en donde ella se va, como clímax para mostrar su arrepentimiento y expresar sus sentimientos en aquella frase que nunca fue dicha. 

Anotación personal: She is so cute.
Pero qué pasaría si esa declaración nunca llegará a su destino, si ese último momento fuera la señal de un inevitable final.
Estaríamos entrando en terrenos de la ruta “B”, el “Bad End”: pasado los años el protagonista escribe aquella historia y recuerda ese momento, como una experiencia encantadora que los  recuerdos suelen idealizar, dejando sólo lo bueno y cristalizándola en una burbuja tan idílica como dolorosa, porque ocurrió en un momento de la vida, a la que solemos volver con mucha facilidad y a la que siempre reconocemos como injusta por ser irrepetible.

“Tsuki ga Kirei” con ese Bad End, se revelaría como nostalgia en estado puro. Y eso sería la mejor manera de empatizar con la serie. Puesto que es muy fácil, sentirse identificado con esa nostalgia y en algún momento la sentimos, tal vez por algún un lugar, un momento vivido, por una persona e incluso de quienes fuimos, porque muchas veces ese sentimiento está relacionada profundamente con el doloroso hecho de crecer.

Pero bueno, supongo que te deja anímicamente mejor, ver esos últimos minutos de la serie, en una rápida transición de imágenes, que nos hablan de sus protagonistas y un final feliz. Y sí, admito que a mi también me gusta, aunque a la vez me parece un poco aburrido. Pero subjetivamente supongo que es un final que todos queremos ver, porque al menos nos queda la ficción para darnos consuelo ¿verdad? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...