lunes, 3 de diciembre de 2018

Made In Abyss - Mirando al fondo del abismo


Spoiler moderado, no te arruinara demasiado la experiencia.

Miras el Fondo del Abismo

La serie posee un magnífico despliegue visual, en cuanto a la ambientación de un mundo fantástico, y me atrevería a decir que ese aspecto, haya sido lo mejor del 2017. El arte es primoroso, tanto los planos amplios para mostrar la ciudad de Orth, integrada alrededor del Abismo, así como también el apartado paisajista, esa naturaleza salvaje y exótica que parecen referenciar a cañones extraordinarios y para finalizar el diseño de las criaturas o monstruos que habitan esas zonas le dotan de un aire único a la serie.




Ahora bien, me agrada lo sutil del tema mágico de Made in Abyss. Sabemos que existe la magia pero es una de sus mayores incógnitas, tal vez sólo se trate de una tecnología altamentemente desarrollada (un giño a ArthurC. Clarke). Pero “La maldición“, una de las mayores incógnitas de la serie;  una especie de restricción que parece orientada, en evitar que los que se internen en el Abismo, den vuelta atrás, juega un papel importante en la trama, es lo que termina generando el interesante ambiente místico que envuelve la serie.

Y luego tenemos a sus protagonistas, niños en su mayoría quienes no conocen y tampoco son tan experimentados para hacer inmersión en este misterioso Abismo. Y eso es un acierto porque sientes su fragilidad e inocencia contrastada con los peligros que esconde el Abismo. Y aun así, son a ellos a quien acompañamos y al igual que ellos nos sumergimos en un lugar que no conocemos.



El Abismo te devuelve la mirada

Lo que no me convence completamente de la serie, aparte de sus supuestos alivios “cómicos”, son dos puntos concretos en la trama:

1.- la motivación para el viaje


No hay una razón de peso para que Riko y Reg emprendan el viaje tan de prisa, teniendo en cuenta que Riko pronto se convertiría en exploradora, así que no es tan convincente una salida de manera clandestina. Uno pensaría que el motivo es la preocupación de Riko por su madre, pero eso se desvela pronto y no es que la historia parezca establecer la desaparición de su madre, como un punto vital.

Ahora bien, si la serie planteara una mejor relación entre Riko y su madre y está ultima desapareciera en una de sus exploraciones más larga. La entrega de su silbato a Riko, como prueba de que ha muerto, y no como un simple mensaje, como se ve en la serie, justificaría de mejor manera la motivación del viaje. Y qué tal si en algún momento le llegara una nota extraña, diciéndole que su madre aún sigue viva y que necesita de una ayuda que nadie se atrevería a darle. El drama del descenso me hubiera parecido mucho más poderoso, hubiera entendido la urgencia de salir a una misión peligrosa, incluso suicida.


Pero la serie parecía interesada en otra cosa, o eso pensaba al inicio, tal vez no se trata de no ir a toda prisa, sino que tome tiempo, para que los protagonistas hablen, hagan bromas e incluso disfruten del viaje. Pero luego llega una escena en la que Riko lleva a Reg, que a perdido la conciencia y ella se ve tentada con ilusiones a descansar. Esta es una escena que nos quiere mostrar la determinación de la protagonista, pero de nuevo, es una motivación poco clara.



2.-La relación de Reg y Rico

¿Cuál es la clase de relación que tienen ambos?

La relación de los protagonistas pareciera estar centrada en la cooperación, aunque Riko parece depender más de Reg. Sin embargo el que haya un sentimiento más profundo entre ellos, no parece tan fundamentado en la serie. Es decir, entendería una reacción así del amigo de Riko, a quien ella salva en el primer capítulo, porque a pesar que no nos muestran su relación, comprendemos que son amigos desde siempre.

Reg y Riko, son nuestros protagonistas, pero no se establece muy claro su relación, es un poco ambiguo, son amigos porque eso interesa al guion supongo. Pero pudo hacerse mejor, y me refiero que en algún momento vi en la silueta de Reg con aquel extraño casco con cuernos y me recordó a Ico, y esto es solo suposición, pero tal vez este viaje tenga algunas referencias a ese conmovedor videojuego y tal vez este mal hacer la comparación entre la relación de Ico y Yorda, pero esa clase de relación entre protagonistas, funciona muy bien; porque entiendo que al compartir la misma soledad y el deseo de ser libres, pueda forjarse una relación emocional entre ambos.


Reg y Riko, la verdad que no me dicen mucho. Pero tal vez haya quienes piensen que me estoy apresurando, porque la historia parece recién empezar. Sin embargo si buscamos un ejemplo más esclarecedor, mencionare uno, al que estoy seguro todos me darán la razón: La amistad de Mitty y Nanachi está mejor llevada y eso que la serie lo establece en apenas dos capítulos. Y nuevamente ya que mencione a Ico, igual que lo que ocurre a sus protagonistas, la relación de Mitty y Nanachi se establece en la soledad y en el peligro cerniéndose sobre ellas, pero antes que la tragedia ocurra, podemos entender lo importante que son la una para la otra y como representan un rasgo de calidez en una vida tan fría.

Si esta escena no te rompe el corazón, tal vez no lo tienes
Y es por ello que el capítulo trece, es una de las pocas veces que una serie anime me ha logrado quebrar. Tal vez te lo ves venir, pero aciertan en su drama porque comprendemos lo injusto de los acontecimientos. Incluso en aquel momento sentí la necesidad de poner el capítulo entero en un top, como uno de los momentos más conmovedores del manga-anime, pero luego ocurre la escena del baño entre Riko y Reg, haciendo una referencia a la erección de este último… Y creo que mejor no.

Conclusiones

A pesar de algunos inconvenientes menores, aun creo que para mi, Made in Abys es a la exploración de un mundo fantástico, lo que por ejemplo para mi es Blame al mundo Cyber-punk. Ambas se plantean la travesía  y la exploración como el gancho principal de sus historias y en ese aspecto se destacan enormemente. Es una expedición a una región desconocida y peligrosa, a un mundo que a medida que nos internamos, nos devela sus fascinantes incógnitas y ese descubrimiento lo que nos mantiene subordinados a su historia y expectantes de una esperada segunda temporada.

Puntuación: 7.7/10


miércoles, 28 de noviembre de 2018

Saga of Tanya the Evil - Como arruinar a un anti-héroe.


Spoiler a discreción pero igual no es una serie que recomiendo así que ese detalle no importa.

Lo rescatable

“Saga of Tanya the Evil”  o “Yōjo Senki” (nombre original), es una adaptación de una novela ligera, que trata de unir la fantasía y referencias históricas concernientes a las guerras mundiales. 
Para empezar la historia  se centra en “El Imperio”, un país que es el foco de la acción y que tiene sospechosos parecidos al país que vio nacer el Nacional Socialismo.
En la serie El Imperio, se ve invadido por fuerzas exteriores, quienes lo atacan en coalición, porque según la serie, su progreso genera la envidia a sus vecinos. (Ya sé que es ficción sin ningún punto de vista histórico real, pero como que un poco escabrosa la apología)
Y ese aspecto bélico es lo mejor de la serie, tratando sobre política en un estado de emergencia. Además la animación me parece competente, sobre todo en las escenas de las batallas áreas y claro además de poseer, una más que decente banda sonora.
Pero lamentablemente la serie falla en un elemento esencial: el protagonista.

Las batallas áreas son buenas la verdad.

Las "Lolis" no son buenas antihéroes, parece lógico ¿no?

Cuando se pone como protagonista a una niña, cuyo ademanes y risas psicóticas rayan en lo ridículo, cuya actriz de voz lucha por no salirse de personaje, mientras trata de exagerar al impostar la voz todo lo sobre actuado que le fuera posible y cuyo resultado causa más risas involuntarias que un supuesto, factor amenazante; pues desde allí, desde el mismo diseño de personaje, que las cosas no van bien. Y empeoran cuando las situaciones cómicas de la serie, quieren explotar el cambio de sexo del protagonista, resultando en algo que yo llamo “comedia estilo Kyoani (situaciones estúpidas pero sin nada de gracia, sólo estúpidas)


Es divertido porque el es tipo de mediana edad, convertido en una niña,
que a su vez esta usando un vestido. Comedia de la buena.

Entrando en contexto, el segundo capítulo nos muestran al protagonista, un tipo (hombre) inexpresivo y calculador, un ególatra que nos suelta un discurso de supuesta superioridad, en la que nos argumenta que las relaciones interpersonales son innecesarias, porque las personas suelen moverse por sus sentimientos, pero como él es un ser íntegramente intelectual, no necesita de nadie. Es por eso que el guion le dé la razón y un día, uno de los empleados a quien había despedido, le termina arrojando a las vías del tren. Lo que termina ocasionando la aparición de una entidad superior llamado “entidad X”, quien detiene el tiempo y decide darle una nueva oportunidad a nuestro súper-autosuficiente protagonista, que claro muy ceñido a su pretenciosa personalidad, recibe una oportunidad que nunca pidió.

Pero bueno, la redención no parece ser un tema que interese y mucho menos se manejen bien en el anime; así que: ¡qué más da!

Ahora bien, el meollo del asunto sería: ¿Porque a un pedante protagonista masculino adulto, lo conviertes en una loli psicótica? Bueno si existiera un motivo que no fuera el extraño fetiche que parece poseer el autor de la novela ligera.
El motivo que le encuentro, podría ser reírse de la figura del anti-héroe. Y eso estaría bien, si esta serie fuera una parodia, si el tono fuera enfocado en la comedia. Pero no, “Yōjo Senki”, se toma en serio así misma. Es cruda en algunos momentos, incluso atinando algunas veces, por ejemplo; cuando habla de la guerra o sus consecuencias en las personas. Pero de nuevo, la presencia de su protagonista y su trasfondo en la historia son lo que descuadran, con un personaje que más parece una caricatura de algo, con ademanes tan risibles que no te lo puedes tomar en serio.

Acaso soy yo el único que cree que esos gestos son estúpidos, antes que intimidantes


El hombre contra dios… spoiler, dios gana pero nadie se da por enterado

El tema de la serie parece ser “el hombre contra dios”, en como entidad divina quiere doblegar al humano, dándole una lección para que aprenda la importancia de las relaciones con los demás. Pero lejos de dejarlo cuadripléjico, por ejemplo, para que sienta lo que significa ser dependiente de otras personas y reciba su lección. Decide enviarle a un mundo paralelo al nuestro; donde la magia existe, dejándole con su conciencia y recuerdos de su primera vida, pero reencarnado en cuerpo de género distinto. ¿Porque?, porque… ¡qué más da!

En esa nueva vida, el protagonista de género indefinido, nace con una condición mágica excepcional, por lo que a corta edad ya es reclutada(o) en el ejército y así evita las penurias de la pobreza. Aunque es un poco estúpido que esa "entidad X" no pueda quitarle o limitar su magia para que las cosas le fueran difíciles.

Pero ese antagonismo entre el protagonista y la entidad superior, resulta una farsa en general; lo esencial sería que el protagonista lucha como ser humano y aquella entidad le ponga las cosas difíciles para doblegarlo, pero que le termine ofreciendo ayuda es contradictorio, porque la premisa debería ser: hombre contra “dios”, no hombre contra “dios” pero este último le ofrece ayuda, en forma de rezos, una especie de invocación que la entidad X le da al protagonista para que este último pueda mejorar sus poderes mágicos.

Y a todo esto el protagonista, en el capitulo final, en uno de los más estúpidos discursos que he sido testigo en el anime, aun cree que puede ganarle a la entidad X, y es extraño que aún se pretende plantear aquel antagonismo, si en más de una ocasión nos damos cuenta que si no fueran por aquellos rezos  el protagonista hubiera muerto en más de una ocasión.


Conclusiones

Por fin el anime lo ha logrado, por primera vez en mi historia con este medio, he  terminado por odiar a un anti-héroe. Qué tan difícil puede ser  eso, siendo yo tan permisivo con esos personajes. Pues la respuesta la tiene una de esas “peculiaridades”, que más me chirrían cuando veo anime: el tono ambiguo, o la incompetencia al manejar el tono de la historia, ese deseo de hacer cosas raras, en situaciones que se suponen serias, de trivializar un escenario oscuro pero no con intenciones claras, al menos no con la intención de hacer comedia negra por ejemplo; lo que termina convirtiendo a cualquier historia, en una amasijo raro que no se define bien.

Puntuación: 3.0/10

jueves, 27 de septiembre de 2018

The Reflection: Ni Stan Lee nos puede salvar




“The Reflection” es una cosa atípica en el mundo del anime, su apartado visual que evoca a los comics y a la cultura occidental, sobre todo a Norteamérica; nos hacía creer que algo de variedad traía consigo. Y eso por más que sea una movida arriesgada e impopular, sobre todo para los que no les guste salir de su zona de confort, es siempre bienvenido.

Luego aparece Stan Lee, en una especie de cameo animado y poniéndole la voz a los momentos finales de cada capítulo con un: “Excelsior” como si su voz se convirtiese, en una típica onomatopeya salida de alguna viñeta, de uno de sus mejores comics. Y sobre todo para convencernos que se trata de él, que es el Productor. Así que nada puede salir mal, esta serie tiene que ser más que buena.
Falacia de autoridad, dirán algunos y estarán en lo cierto.


Todos recordamos los cameos de Stan Lee en las películas de super héroes,
así que no sorprende mucho ver su imagen en esta serie.

Vi la serie hasta el penúltimo capítulo, me repetía internamente: que no ha estado tan mal, porque la regla general lo dice: “una serie sin fanservice en el anime, la hace automáticamente buena”. Quería que me gustara porque la variedad nunca puede ser mala y además no se puede desairar a alguien como Stan Lee.
Pero no fue hasta después de unas semanas, cuando recordé que aún no había visto el capítulo final; aunque creía que así era, pero allí estaba en pendiente, con la siempre conveniente etiqueta de “new”. Y eso fue revelador, me había olvidado de ver el clímax de la historia - generalmente lo mejor de una serie. Entonces la conclusión es que buena…buena…no es.

Lo he intentado, pero así son los sentimientos, “The Reflection” no es mi tipo, tendrá cosas buenas pero no salvan al conjunto. Su historia que habla de super-poderes dispersados por el mundo entre la gente común, que ocasiona división y enfrentamiento. Ya se ha visto antes y mejor: en los Xmen por ejemplo cuyo trasfondo es una crítica al racismo o incluso en el anime, en una serie como Darker the Black, que le da un oscuro giro de tuerca. 


Un protagonista sin carisma, que raro viniendo de una obra en el que está
involucrado Stan lee.

Pero también los protagonistas son poco interesantes: Exon, que parece Deadpool y si tan sólo tuviera un poco de esa personalidad, pero no. Su vida es un misterio y sólo nos sueltan pistas sobre él, aunque no lo suficiente para involucrarnos con su personaje.  Luego el personaje secundario I-Guy que es una especie de imitación de Iron Man, con un trasfondo patético, que intenta generar lástima porque fue cantante, pero debido al poder que obtuvo ya no pudo seguir cantando, o cuando un villano asesina a sus amigos, para forzar un poco las lágrimas, pero son personajes que apenas conocimos, como te puede interesar a personajes que apenas ves. Y para colmo siempre tiene que presentarse con “Sky Show”, tal vez La peor canción en ingles que he escuchado el 2017.Una canción que cansa demasiado rápido para las veces que la repiten, de ritmo monótono, de melodía ni siquiera tan pegajosa y un exasperante autotune en el vocalista que sobrepasa mis expectativas.

Y finalmente Eleonor, la heroína que parecía un poco decente, pero termina con el cliché de abrazar el lado oscuro por un breve momento, para que sus amigos la hagan recapacitar, una de esas tramas que se ven venir a kilómetros.


Escena sacada del capitulo final. Hay que admitir que en cuanto a una estética propia
la serie tiene mucho merito.

Luego del capítulo final, que vi semanas después, me doy con la sorpresa que planean o planeaban una segunda temporada o algo. Y francamente, siento pereza tan sólo en pensar cómo se podría continuar una historia así, creo que no hay manera de solucionar a esos personajes y la trama en general, es algo que ni que ni siquiera Stan lee pudo salvar.

Puntuacion 4.2/10

martes, 25 de septiembre de 2018

Scott Mc Cloud - Como Se Hace Un Comic





La frase supuestamente atribuida a Leonardo Da Vinci: “Sólo sé ama lo que se conoce”, siempre me ha parecido una interesante premisa. Podría interpretar ese mensaje como la búsqueda del conocimiento, con la finalidad de obtener una agradable recompensa personal. Y de este enunciado, para bien del punto a donde quiero dirigirme; podemos sacarle una nueva variante: “Se disfruta mejor lo que se conoce”.

Aplicando esta ultima frase a mi mundana vida, ya empiezo a percibir sus retribuciones; como por ejemplo: para que es que he visto aquel maravilloso documental de Mark Cousins: “The Story of Film: An Odyssey”, sino es sólo para disfrutar de mejor forma del cine y su lenguaje. Porque otra cosa sino leería "Kit de Supervivencia del Animador" de Richard Williams, sino es para entender, a aquel magnifico arte cinético generador de vida.


El entender como se crea algo y conocer sus mecanismos invisibles, pueden darte una perspectiva más amplia, es comprender el esfuerzo y las dificultades que esconde la elaboración de dicha obra.

Y es por eso que considero que una de las mejores maneras para disfrutar y apreciar los cómics, nos otra que la magnífica  obra de Scott Mccloud: “Como se hace un cómic”. Porque a la vez que es tan ilustrativo como puede ser entretenido. Nos hace conocedor del lenguaje del cómic, de los detalles desconocidos que encierra su particular manera de narrar.

Como por ejemplo en su Tercer Capitulo llamado “Sangre en el Gutter”, nos devela la magia que está detrás de la transiciones entre las viñetas, nada más que una de las leyes de la percepción que según los principios de la Psicología Gestalt, se conoce como cierre y aproximación, en la que: “…nuestra mente interpreta un conjunto de formas próximas y une las líneas exteriores que circundan al conjunto. 


Es interesante como esta ley del cierre hace que interactuemos con el cómic, nos involucra en su proceso narrativo. En palabras de McCloud: “La imaginación coge dos imágenes separadas y las convierte en una sola idea.”

Y no quiero entrar en detalles de todo los puntos interesantes e importantes, que encontramos en “Como se hace un cómic”, porque básicamente tendría que reseñar todo el libro literalmente. Pero lo que quiero resaltar es que el lenguaje del libro, no es el de un manual convencional,que nos revela los aspectos técnicos del cómic, sino que nos habla con el lenguaje propio de su medio. Tiene todo las recetas para ser un cómic por sí mismo: un protagonista carismático, fina comedia elaborada y una magnifica composición de sus viñetas, que sirven enteramente y de mejor manera, a la idea que el autor busca trasmitirnos. Obedeciendo la regla básica de la buena narrativa: “muestra no expongas”

Conclusiones

“Como se hace un Cómic”, es la mejor manera de abordar a profundidad el cómic, Pero no todo lo que McCloud busca es ilustrarnos en su aspecto técnico, Su trabajo de investigación, es muy valioso al abordar un aspecto mucho más amplio, al reivindicar al cómic como arte, como un expresión social que ha sido injustamente infravalorada, convirtiendo a esta magnífica obra en una autoridad moral a la que siempre podemos acudir.

________________________________________________________________________________

S.E.

domingo, 29 de abril de 2018

Kuzu no Honkai – ¿Por qué debe importarme?



Los hombres no estamos calificados para hablar de las obras románticas…

No, ese chiste no es gracioso esta vez, porque esta serie es terriblemente desagradable, y aunque haya quien dice que ese es su objetivo; no le encuentra la lógica a eso.  
Si ese es su objetivo pues no necesita más de dos episodios para lograrlo, pero una vez alcanzado su meta, queda preguntarse: ¿Y ahora qué? Eres basura, pero eso te da algún maldito mérito. 
Quiero decir lo entiendo en una serie de terror, porque ser desagradable es su intención, su objetivo es removerte las entrañas, pero en una serie romántica, sólo te deja con una enorme interrogante: ¿Qué diablos quieres contarme?

Un poco de contexto

En primer lugar debemos adéntranos en el tema de la serie, mientras que por ejemplo en una serie como “Tsuki ga Kirei”, todo estaba centrado en la relación de sus protagonistas y en lo bucólica e idealista que es el primer amor y cosas cursis del estilo. En “Kusu no Honkai” teniendo toda la oportunidad para ganar a una premisa simple en escenarios, nos habla del amor no correspondido; que también resulta ser simple en escenarios, pero de manera, no sé si oscura resulta el termino adecuado; para hablar del extremo patetismo y un estandarizado libertinaje con el que se presentan sus personajes.


No me agradan, los triángulos amorosos y lo que se ve en esta serie, es de otro nivel.


Y allí está el primer problema, debería importarnos los sentimientos de sus personajes, solo por su temática romántica. Por supuesto que no, la trama debería encargarse de que eso pase.
Pero eso nunca pasa, la serie parece plantearse con otras intenciones, asi que de nuevo: ¿Qué diablos quieres contarme?

Al principio pensé que la serie le da realismo a sus personajes, por algo específico, por querer darnos algún mensaje. Pero no, la serie no es que esté interesada, en por ejemplo: hablarnos de  lo doloroso que es crecer y perder nuestras ideas preconcebidas e idealizadas del amor. O hablarnos del proceso del amor, que se forma con el tiempo, con conocer a una persona verdaderamente y no es ese amor platónico que sentimos, por alguien a quien idealizamos.

“Kuzu no Honkai” Lo que busca es mostrarnos lo  imperfecto y desagradable que pueden llegar a ser las personas y tan sólo eso; sin mensaje, ni evolución o redención. Y ese es el problema central, o mejor dicho un problema básico de trama mal planteada. Porque no importa que tan buena sea una historia, pero sino no puedes hacer que sus personajes sean interesantes, empáticos o por lo menos dignos de lastima; sobre todo en historias que tienen el foco central en sus personajes, nos va interesar un carajo lo que les pase.
Es como la vida misma, acaso alguien podría escuchar por casi 20 minutos seguidos, que le hablen de una persona que odia.


La serie es directa en cuanto a la sexualidad de sus personajes, uno pensaría que eso
la haría ser más madura. 
Pero eso es exactamente lo que hace la serie, presenciamos como la protagonista en una especie de escapismo, mantiene una relación un tanto extraña con su amiga, y digo extraña porque en el anime no se puede tomar en serio una relación sentimental entre dos personas del mismo sexo, siempre se hace de manera superficial, como si no hubiera implicancias, ignorando simplemente el trasfondo por ser incómodo.
 Entonces tal vez puedas sentir cierta lastima por la posición en la que se encuentra su amiga. Pero no es tanto así, ya que ella sabe que está siendo utilizada y se mantiene muy dispuesta a seguir siéndolo. 
Y en cuanto al protagonista masculino, algo de empatía podemos sentir por él, ya que la serie lo trata de victimizar como alguien que no conoce el amor. Pero básicamente el tipo no deja de estar en compañía femenina. (Siento más envidia que lastima por él)

¿Esto es Netorare?

Inicialmente pensé que el amor no correspondido, se trataba del “artificio romántico” para que funcione como el eje del conflicto de la serie. Pero este artificio me parece más una especie de fetiche por parte de su creador, porque en algún momento uno de los “agradables” personajes que pueblan la serie, dice la palabra: “Netorare”.
Y eso me resulta revelador, incluso también eso justificaría las escenas implícitas de sexo, porque el Netorare involucra la sensación de placer, que consiste en ver a la persona amada con otra, una especie de masoquismo mental, en que parece involucrado el deseo de humillación y abandono. Y es a eso, a lo que la serie parece apuntar, desde los protagonistas o la mayoría de personajes secundarios, siempre habrá alguien que esté interesado en una persona que no le corresponda sentimentalmente. Y bueno no quiero meterme con los fetiches de otras personas, pero el netorare, como premisa para contar una historia, es una idea estúpida. Y de hecho, ninguna fantasía sexual como esta, es competente para ello.


El capitulo 11 nos revela la intención de la serie. 


Conclusiones

Kuzu no Honkai falla estrepitosamente, porque no te hace sentir ninguna clase de afecto por sus protagonistas. O son egoístas y cobardes huyendo de un sentimiento demasiado común; arruinando la vida de otras personas en el proceso, o son personajes con algún grave problema  de dependencia emocional y poco amor propio; dispuestos a aceptar que otra persona los utilice. ¿Cómo se puede siquiera tener un ápice de empatía por ellos o interesarnos sus historias?

Pues que les digo, en cuanto a personajes la serie sigue el camino de "School Days" y eso es una desgracia, aunque al menos en aquella serie, el ser despreciable que es su protagonista termina recibiendo un sobredimensionado castigo. Y eso no justifica para nada su intento de guion, pero las risas al menos te recompensan un poco.

Puntuación: 2.0
(Porque un 2.0, bueno tiene una decente dirección, aunque siendo sinceros un buen director no hubiera aceptado adaptar un guion de ese nivel.)

domingo, 18 de febrero de 2018

Tsuki ga Kirei - Un mal final podría ser más interesante




Alerta de Spoiler. Entre bajo su propio riesgo


Uno de los motivos por lo que creo que “Tsuki ga Kirei” es una buena serie, se debe al hecho que no abusa de los clichés de su género. Aunque lo cierto es que en sus últimos momentos, no puede evitar marcase uno de los mayores clichés de las historias románticas: “Chico/Chica corriendo a una estación (Inserte aquí el medio de trasporte que más se acomode a su guion)”. Claro es forzar un poco la situación, para plantear una posible separación y un amor no logrado, como clímax final.

- Y spoiler, eso no ocurre, aunque no sé porque eso puede tomarse como spoiler, ya que era obvio lo que iba a ocurrir.


En esta escena el "mensaje subliminal".

Pero como le ocurre a una gran mayoría, soy inmune a esa forzada incertidumbre, que se plantea de manera tan habitual en una historia romántica, es tan de manual que no aporta nada - incluso resta. Pero afortunadamente como mencione al inicio, ese recurso manido ocurre al final de la serie y no demerita todo el terreno ganado.

Aunque el hecho de ver a un protagonista declarándose a un tren en movimiento, no es de mis escenas favoritas. Sobre todo porque sabemos que todo acaba bien, es innecesaria y por sí misma y sin tener mayor contexto, incluso es hasta cómica sin proponérselo. El final de la serie me genero cierta expectativa, pero en forma contraria yo me esperaba el final impopular. Es más creo que el “mal final” le hubiera dado a “Tsuki ga Kirei” sería el nuevo “5 CentimetersPer Second” y para entonces le hubiera puesto un 9 en MAL y la hubiera defendido contra la avalancha de la gente desencantada.

Y luego de este enorme rodeo, creo que debería explicar, de una vez, porque creo que en esta serie, un mal final sería más interesante.

Recordemos que la serie tiene como premisa la juventud y el primer amor. Y es por ello que la inexperiencia de sus protagonistas, le dota cierta ternura a la historia, claro especialmente me refiero a su protagonista Akane, porque del  otro lado Kotarou, encarna mejor su torpeza, ese poco tacto que nos caracteriza a los hombres; es un poco idiota en resumen, pero nada diferente a lo que somos a esa edad (o incluso después). Es por eso que final de la serie, nos pone desde el punto de vista de Kotarou y el porqué de cierto modo parece no merecer a Akane. Y así ocurre la declaración al tren en donde ella se va, como clímax para mostrar su arrepentimiento y expresar sus sentimientos en aquella frase que nunca fue dicha. 

Anotación personal: She is so cute.
Pero qué pasaría si esa declaración nunca llegará a su destino, si ese último momento fuera la señal de un inevitable final.
Estaríamos entrando en terrenos de la ruta “B”, el “Bad End”: pasado los años el protagonista escribe aquella historia y recuerda ese momento, como una experiencia encantadora que los  recuerdos suelen idealizar, dejando sólo lo bueno y cristalizándola en una burbuja tan idílica como dolorosa, porque ocurrió en un momento de la vida, a la que solemos volver con mucha facilidad y a la que siempre reconocemos como injusta por ser irrepetible.

“Tsuki ga Kirei” con ese Bad End, se revelaría como nostalgia en estado puro. Y eso sería la mejor manera de empatizar con la serie. Puesto que es muy fácil, sentirse identificado con esa nostalgia y en algún momento la sentimos, tal vez por algún un lugar, un momento vivido, por una persona e incluso de quienes fuimos, porque muchas veces ese sentimiento está relacionada profundamente con el doloroso hecho de crecer.

Pero bueno, supongo que te deja anímicamente mejor, ver esos últimos minutos de la serie, en una rápida transición de imágenes, que nos hablan de sus protagonistas y un final feliz. Y sí, admito que a mi también me gusta, aunque a la vez me parece un poco aburrido. Pero subjetivamente supongo que es un final que todos queremos ver, porque al menos nos queda la ficción para darnos consuelo ¿verdad? 


martes, 13 de febrero de 2018

5 Centimeters Per Second – Golpe de realidad




Alerta de Spoiler. Entre bajo su propio riesgo

La película empieza como una clásica historia escolar-romántica, sus protagonistas inician una idílica relación en la que sin embargo sus caminos parecen distanciarse. A pesar que ellos intentan en un primer momento mantenerse en contacto. De este intento se desprende, el mejor momento romántico de la película: “El encuentro en la estación”.


Esta es una buena escena que hace posible el giro final.

Pero como bien lo describe el director y escritor Makoto Shinkai y como indica el titulo: La historia no nos habla de una relación amorosa, nos habla de la separación, el como la vida parece muchas veces alejarnos de personas, momentos y lugares.

Esta escena tambien refuerza el "engaño"
Pocas películas me han impresionado con su final, como “5 Centimeters Per Second” Y luego de reponerme de uno de los momentos más anti-climático que he visto hasta entonces en el anime de género romántico. Me fue inevitable admirar ese valiente e inesperado final. Y la verdad que estoy sobre reaccionando, pero no pensé ver un giro de tuerca, que nadie parecía atreverse; en una predecible temática, que me parecía estar pidiendo algo así.

Porque de base, las tramas de las obras románticas siempre contemplan  la idea que tal vez la relación amorosa entre protagonistas no llegue a concretarse. Por supuesto que es un cliché que pierde gracia con la continua repetición, ya sabes que todo terminara bien y no es más que un artilugio rebuscado, cuyo desenlace se ve venir a kilómetros.


“5 Centimeters Per Second”, es por romper ese molde, una decostrucción. Es adentrarse en esos  impensables escenarios y no ir sobre seguro, planteando un nudo argumental que tiene mucho de predecible. Es apelar a la fría realidad, rompiendo el “vivieron felices por siempre”. Porque los giros que da la vida no siempre estarán a tu favor y el amor, independiente de ser una experiencia idílica, no siempre va a triunfar, en algún momento termina y sólo formará parte de nuestros recuerdos; dulces o amargos.

Escena iconica de la película.

Y así aquello que nunca se había avizorado (por lo menos en el anime): una historia romántica, como planteamiento de la separación, es lo que da un valor especial a esta película. Pero además como trasfondo esta el hecho que el protagonista, que no se atreve a contactar de algún modo con ella, mientras sólo se mantiene a la expectativa pesando que el destino se pondrá a su favor, la película también nos habla de la desidia. Ese sentimiento egoísta al creer que tendremos algo o lo retendremos con solo desearlo, sin hacer nada que nos haga merecedor de ello. Y claro esto no solo se puede aplicar al plano sentimental.


Puntuación 7.7/10
Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...