jueves, 27 de septiembre de 2018

The Reflection: Ni Stan Lee nos puede salvar




“The Reflection” es una cosa atípica en el mundo del anime, su apartado visual que evoca a los comics y a la cultura occidental, sobre todo a Norteamérica; nos hacía creer que algo de variedad traía consigo. Y eso por más que sea una movida arriesgada e impopular, sobre todo para los que no les guste salir de su zona de confort, es siempre bienvenido.

Luego aparece Stan Lee, en una especie de cameo animado y poniéndole la voz a los momentos finales de cada capítulo con un: “Excelsior” como si su voz se convirtiese, en una típica onomatopeya salida de alguna viñeta, de uno de sus mejores comics. Y sobre todo para convencernos que se trata de él, que es el Productor. Así que nada puede salir mal, esta serie tiene que ser más que buena.
Falacia de autoridad, dirán algunos y estarán en lo cierto.


Todos recordamos los cameos de Stan Lee en las películas de super héroes,
así que no sorprende mucho ver su imagen en esta serie.

Vi la serie hasta el penúltimo capítulo, me repetía internamente: que no ha estado tan mal, porque la regla general lo dice: “una serie sin fanservice en el anime, la hace automáticamente buena”. Quería que me gustara porque la variedad nunca puede ser mala y además no se puede desairar a alguien como Stan Lee.
Pero no fue hasta después de unas semanas, cuando recordé que aún no había visto el capítulo final; aunque creía que así era, pero allí estaba en pendiente, con la siempre conveniente etiqueta de “new”. Y eso fue revelador, me había olvidado de ver el clímax de la historia - generalmente lo mejor de una serie. Entonces la conclusión es que buena…buena…no es.

Lo he intentado, pero así son los sentimientos, “The Reflection” no es mi tipo, tendrá cosas buenas pero no salvan al conjunto. Su historia que habla de super-poderes dispersados por el mundo entre la gente común, que ocasiona división y enfrentamiento. Ya se ha visto antes y mejor: en los Xmen por ejemplo cuyo trasfondo es una crítica al racismo o incluso en el anime, en una serie como Darker the Black, que le da un oscuro giro de tuerca. 


Un protagonista sin carisma, que raro viniendo de una obra en el que está
involucrado Stan lee.

Pero también los protagonistas son poco interesantes: Exon, que parece Deadpool y si tan sólo tuviera un poco de esa personalidad, pero no. Su vida es un misterio y sólo nos sueltan pistas sobre él, aunque no lo suficiente para involucrarnos con su personaje.  Luego el personaje secundario I-Guy que es una especie de imitación de Iron Man, con un trasfondo patético, que intenta generar lástima porque fue cantante, pero debido al poder que obtuvo ya no pudo seguir cantando, o cuando un villano asesina a sus amigos, para forzar un poco las lágrimas, pero son personajes que apenas conocimos, como te puede interesar a personajes que apenas ves. Y para colmo siempre tiene que presentarse con “Sky Show”, tal vez La peor canción en ingles que he escuchado el 2017.Una canción que cansa demasiado rápido para las veces que la repiten, de ritmo monótono, de melodía ni siquiera tan pegajosa y un exasperante autotune en el vocalista que sobrepasa mis expectativas.

Y finalmente Eleonor, la heroína que parecía un poco decente, pero termina con el cliché de abrazar el lado oscuro por un breve momento, para que sus amigos la hagan recapacitar, una de esas tramas que se ven venir a kilómetros.


Escena sacada del capitulo final. Hay que admitir que en cuanto a una estética propia
la serie tiene mucho merito.

Luego del capítulo final, que vi semanas después, me doy con la sorpresa que planean o planeaban una segunda temporada o algo. Y francamente, siento pereza tan sólo en pensar cómo se podría continuar una historia así, creo que no hay manera de solucionar a esos personajes y la trama en general, es algo que ni que ni siquiera Stan lee pudo salvar.

Puntuacion 4.2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...