martes, 13 de febrero de 2018

5 Centimeters Per Second – Golpe de realidad




Alerta de Spoiler. Entre bajo su propio riesgo

La película empieza como una clásica historia escolar-romántica, sus protagonistas inician una idílica relación en la que sin embargo sus caminos parecen distanciarse. A pesar que ellos intentan en un primer momento mantenerse en contacto. De este intento se desprende, el mejor momento romántico de la película: “El encuentro en la estación”.


Esta es una buena escena que hace posible el giro final.

Pero como bien lo describe el director y escritor Makoto Shinkai y como indica el titulo: La historia no nos habla de una relación amorosa, nos habla de la separación, el como la vida parece muchas veces alejarnos de personas, momentos y lugares.

Esta escena tambien refuerza el "engaño"
Pocas películas me han impresionado con su final, como “5 Centimeters Per Second” Y luego de reponerme de uno de los momentos más anti-climático que he visto hasta entonces en el anime de género romántico. Me fue inevitable admirar ese valiente e inesperado final. Y la verdad que estoy sobre reaccionando, pero no pensé ver un giro de tuerca, que nadie parecía atreverse; en una predecible temática, que me parecía estar pidiendo algo así.

Porque de base, las tramas de las obras románticas siempre contemplan  la idea que tal vez la relación amorosa entre protagonistas no llegue a concretarse. Por supuesto que es un cliché que pierde gracia con la continua repetición, ya sabes que todo terminara bien y no es más que un artilugio rebuscado, cuyo desenlace se ve venir a kilómetros.


“5 Centimeters Per Second”, es por romper ese molde, una decostrucción. Es adentrarse en esos  impensables escenarios y no ir sobre seguro, planteando un nudo argumental que tiene mucho de predecible. Es apelar a la fría realidad, rompiendo el “vivieron felices por siempre”. Porque los giros que da la vida no siempre estarán a tu favor y el amor, independiente de ser una experiencia idílica, no siempre va a triunfar, en algún momento termina y sólo formará parte de nuestros recuerdos; dulces o amargos.

Escena iconica de la película.

Y así aquello que nunca se había avizorado (por lo menos en el anime): una historia romántica, como planteamiento de la separación, es lo que da un valor especial a esta película. Pero además como trasfondo esta el hecho que el protagonista, que no se atreve a contactar de algún modo con ella, mientras sólo se mantiene a la expectativa pesando que el destino se pondrá a su favor, la película también nos habla de la desidia. Ese sentimiento egoísta al creer que tendremos algo o lo retendremos con solo desearlo, sin hacer nada que nos haga merecedor de ello. Y claro esto no solo se puede aplicar al plano sentimental.


Puntuación 7.7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...