viernes, 8 de diciembre de 2017

One Punch Man vs Mob Psycho 100



Zona de Spoiler: Entre bajo su propio riesgo.

Las comparaciones son odiosas, pero son necesarias cuando se trata de tener una mejor perspectiva de una obra y sobre todo sin son títulos creados por el mismo autor. Y bueno One Punch Man, habrá generado más reacciones, pero Mob Psycho 100 también tiene lo suyo, y lejos de querer imponer una serie sobre la otra, me parece interesante analizar los puntos débiles y fuertes de cada una.

 Animación

Queda claro que visualmente Mob Psycho 100 es destacable, la animación no será tan estética como la de One Punch Man, pero no es para nada de menor calidad. Es una especie de referencia al estilo de su mangaka ONE. Es por ello que en este aspecto ambos apartados están empatados, tiene un estilo muy particular y un despliegue visual magnifico, fruto de una certera dirección.

Comedia

El tono general de ambas series va por el terreno de lo cómico, es uno de los principales atractivo de las obras de ONE. Ahora bien, la comedia en  One Punch Man, no es de carcajadas, es sutil, incluso subversiva, por ejemplo: cuando Genos le cuenta su historia a Saitama. Es un momento a propósito alargado, la historia de su venganza no está seguida de algún flashback, ni imágenes; es monótona como si fuera una historia que ya se ha contado muchas veces, no hay ni pizca de emoción en Genos cuando la cuenta, solo un relato lleno de exposición, para burlarse del cliché “la historia de la venganza del héroe”, claro todo esto realzado por un  primer plano de la regadera en forma de elefante, que nos muestra un gesto de aburrimiento.


El detalle de la regadera es genial.

 Y bueno no voy a negar lo inteligente de aquella escena, pero me he divertido en mayor medida y en más de una ocasión con la comedia de Mob Psycho 100, sobre todo porque es una comedia visual, es jugar con las expectativas. Algo que integra los diversas situaciones y a sus personajes, es por ejemplo: el club de fisico-culturismo luchando por “rescatar” a Mob, todo una representación exagerada de una pelea, que parece tomarse demasido en serio, llena de postureo y efectos de rayos para acentuar el ambiente supuestamente bélico, una escena que sólo es el prologo de la lucha de Mob contra Teruki, que continua con más de un momento hilarante. Y luego no olvidemos al mejor elemento cómico de la serie: el impredecible y carismático Reigen, de lejos el mejor personaje.


Es difícil superar a. "la patada voladora anti-psiquicos"


Protagonistas

Seré directo y sin anestesia: Saitama es mejor personaje que Mob, por el simple hecho que tiene una personalidad mejor definida. Y en general suele mostrarse indiferente cuando está peleando, pero es genial cuando muestra sus sentimientos, cuando delimita su territorio y dice: “esto no me gusta”. Por ejemplo cuando le grita a una multitud quienes lo inculpan de no haber hecho bien su trabajo o cuando rompe la espada de Sonic con los dientes, en un claro lenguaje de no te metas conmigo. Y por supuesto las frases que interrumpen a Boros en la batalla final, son de otro nivel.  


Este es una clara muestra de lenguaje corporal: "No me vengas con estupideces"

En cambio cuando “explota” Mob, ni siquiera está consciente en ese momento y su rollo es lo que llamo: “síndrome de Gohan”. No quiere lastimar a nadie, no le agrada la lucha, tiene que ser provocado para reaccionar y claro cuando llega ese momento se convierte en un ser imparable. Y estoy consciente que todo tiene que ver con el mensaje que se hace eco de Spiderman “Todo gran poder, conlleva una gran responsabilidad”, pero esta situación su vuelve rutinaria y termina siendo predecible y no es que aporte demasiado en darle algo de tridimensionalidad a Mob.

Trama

El problema de cualquier Gary Stu, es que es un personaje creado exclusivamente para verse genial, para solucionar las tramas sin mucho aspaviento, mientras menos se despeinen mucho mejor. Es apelar a la fantasía de poder, a buscar proyectarse en el protagonista, pero de manera facilista y exageradamente complaciente.

Y bajo esa premisa, ONE nos presenta a sus protagonistas invencibles, y también están dentro del rango de lo que es un Gary Stu, pero la gran (afortunada) diferencia, es que son humanamente imperfectos. Y aquí está el acierto de ONE, porque él busca una deconstrucción, al mostrarnos que pesar de sus poderes ilimitados, los protagonistas no son el centro de los reflectores necesariamente y más que una ventaja, el tener ese poder ilimitado es la principal causa de sus conflictos. 

En este aspecto One Punch Man, es superior a Mob Psycho 100; porque el conflicto que sufre su protagonista, está mejor integrado al tema del poder ilimitado.
Saitama vive una vida aburrida después de hacerse invencible, sus enemigos a partir de entonces no le representan reto y su mayor deseo: el de convertirse en un héroe, parece cuestión de mero trámite. Su conflicto proviene al perder la satisfacción que causa, el luchar y esforzarse por algo, está condenado a obtener victorias vacías, poco satisfactorias.




Mob por su parte no es que tenga un conflicto tan grave con su poder. De acuerdo cuando se descontrola está completamente inconsciente de ello y puede destruir fácilmente lo que lo rodea, pero eso ocurre sólo si le provoca demasiado y la única vez que ocurrió, su propio poder reconstruyo todo lo que había destruido. Luego la llegada del grupo de espers (Claw) que secuestran a su hermano porque le confunden con él, no sé si podría considerarse tan negativo, es más gracias a ello, se convierte en el único héroe que es capaz de oponerse a ese "siniestro" grupo.
Por mi parte yo me imaginaba que el conflicto principal a causa de ese gran poder que posee Mob, era la rivalidad que se generaría con su hermano menor, ya que en los primeros capítulos vemos como una especie de complejo de inferioridad va desarrollándose en él. Y eso hubiera sido una gran apuesta, por un lado nos dejaría muy en claro lo contraproducente del poder del protagonista y por otro lado sentaría las bases para crear un antagonismo interesante. Pero lamentablemente todo queda en intenciones, al final de la serie, el atisbo de conflicto entre ambos hermanos se resuelve sin contratiempos y Mob queda como el buen hermano y genial héroe. Un final un tanto cursi, si alguien pregunta por mi opinión.




Conclusiones

Ambas series son recomendables, tanto en: animación, en dirección y buenas bandas sonoras. Además que como narrativa, ambas son interesantes e inusuales perspectivas del héroe. Pero al final si he de quedarme con una de las dos, me inclino por One Punch Man, sobre todo por su protagonista, por lo irónico que resulta ser tan poderoso y no tener los reflectores complacientes del Gary Stu.



2 comentarios:

  1. Esta es una muy buena comparación entre ambas series, a mi parecer One Punch Man también es superior en algunos aspectos con respecto a Mob.
    El tema con OPM es la de una parodia con respecto a las obras de superheroes, va a quedar siempre de forma que Saitama logre algún enfrentamiento exitoso, el gusto está en los combates y los enemigos bien diseñados, y la burla que hay de por medio.
    Con Mob, es lo contrario, aquí los personajes son más humanos y se siente mucho mas ligera. En cierto modo Mob es como "un hijo de Saitama" en vía de ser un protagonista todopoderoso (me atrevería a decir incluso mas que Saitama), pero como bien planteas aun no ha sido desarrollado del todo bien.
    Espero con ganas la secuela de One Punch Man y mucho más la de Mob, veo que tiene mucho potencial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ha generado muchas expectativas, saber hacia donde llevara ONE ambas series y en cuanto al anime no se avanzará mucho cuando salga la segunda temporada de OPM, pero si la animación es igual de buena que la primera, bienvenido sea y en todo caso toca soltar el manga de Murata para no hacerse spoiler.

      Eliminar

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...