domingo, 29 de abril de 2018

Kuzu no Honkai – ¿Por qué debe importarme?



Los hombres no estamos calificados para hablar de las obras románticas…

No, ese chiste no es gracioso esta vez, porque esta serie es terriblemente desagradable, y aunque haya quien dice que ese es su objetivo; no le encuentra la lógica a eso.  
Si ese es su objetivo pues no necesita más de dos episodios para lograrlo, pero una vez alcanzado su meta, queda preguntarse: ¿Y ahora qué? Eres basura, pero eso te da algún maldito mérito. 
Quiero decir lo entiendo en una serie de terror, porque ser desagradable es su intención, su objetivo es removerte las entrañas, pero en una serie romántica, sólo te deja con una enorme interrogante: ¿Qué diablos quieres contarme?

Un poco de contexto

En primer lugar debemos adéntranos en el tema de la serie, mientras que por ejemplo en una serie como “Tsuki ga Kirei”, todo estaba centrado en la relación de sus protagonistas y en lo bucólica e idealista que es el primer amor y cosas cursis del estilo. En “Kusu no Honkai” teniendo toda la oportunidad para ganar a una premisa simple en escenarios, nos habla del amor no correspondido; que también resulta ser simple en escenarios, pero de manera, no sé si oscura resulta el termino adecuado; para hablar del extremo patetismo y un estandarizado libertinaje con el que se presentan sus personajes.


No me agradan, los triángulos amorosos y lo que se ve en esta serie, es de otro nivel.


Y allí está el primer problema, debería importarnos los sentimientos de sus personajes, solo por su temática romántica. Por supuesto que no, la trama debería encargarse de que eso pase.
Pero eso nunca pasa, la serie parece plantearse con otras intenciones, asi que de nuevo: ¿Qué diablos quieres contarme?

Al principio pensé que la serie le da realismo a sus personajes, por algo específico, por querer darnos algún mensaje. Pero no, la serie no es que esté interesada, en por ejemplo: hablarnos de  lo doloroso que es crecer y perder nuestras ideas preconcebidas e idealizadas del amor. O hablarnos del proceso del amor, que se forma con el tiempo, con conocer a una persona verdaderamente y no es ese amor platónico que sentimos, por alguien a quien idealizamos.

“Kuzu no Honkai” Lo que busca es mostrarnos lo  imperfecto y desagradable que pueden llegar a ser las personas y tan sólo eso; sin mensaje, ni evolución o redención. Y ese es el problema central, o mejor dicho un problema básico de trama mal planteada. Porque no importa que tan buena sea una historia, pero sino no puedes hacer que sus personajes sean interesantes, empáticos o por lo menos dignos de lastima; sobre todo en historias que tienen el foco central en sus personajes, nos va interesar un carajo lo que les pase.
Es como la vida misma, acaso alguien podría escuchar por casi 20 minutos seguidos, que le hablen de una persona que odia.


La serie es directa en cuanto a la sexualidad de sus personajes, uno pensaría que eso
la haría ser más madura. 
Pero eso es exactamente lo que hace la serie, presenciamos como la protagonista en una especie de escapismo, mantiene una relación un tanto extraña con su amiga, y digo extraña porque en el anime no se puede tomar en serio una relación sentimental entre dos personas del mismo sexo, siempre se hace de manera superficial, como si no hubiera implicancias, ignorando simplemente el trasfondo por ser incómodo.
 Entonces tal vez puedas sentir cierta lastima por la posición en la que se encuentra su amiga. Pero no es tanto así, ya que ella sabe que está siendo utilizada y se mantiene muy dispuesta a seguir siéndolo. 
Y en cuanto al protagonista masculino, algo de empatía podemos sentir por él, ya que la serie lo trata de victimizar como alguien que no conoce el amor. Pero básicamente el tipo no deja de estar en compañía femenina. (Siento más envidia que lastima por él)

¿Esto es Netorare?

Inicialmente pensé que el amor no correspondido, se trataba del “artificio romántico” para que funcione como el eje del conflicto de la serie. Pero este artificio me parece más una especie de fetiche por parte de su creador, porque en algún momento uno de los “agradables” personajes que pueblan la serie, dice la palabra: “Netorare”.
Y eso me resulta revelador, incluso también eso justificaría las escenas implícitas de sexo, porque el Netorare involucra la sensación de placer, que consiste en ver a la persona amada con otra, una especie de masoquismo mental, en que parece involucrado el deseo de humillación y abandono. Y es a eso, a lo que la serie parece apuntar, desde los protagonistas o la mayoría de personajes secundarios, siempre habrá alguien que esté interesado en una persona que no le corresponda sentimentalmente. Y bueno no quiero meterme con los fetiches de otras personas, pero el netorare, como premisa para contar una historia, es una idea estúpida. Y de hecho, ninguna fantasía sexual como esta, es competente para ello.


El capitulo 11 nos revela la intención de la serie. 


Conclusiones

Kuzu no Honkai falla estrepitosamente, porque no te hace sentir ninguna clase de afecto por sus protagonistas. O son egoístas y cobardes huyendo de un sentimiento demasiado común; arruinando la vida de otras personas en el proceso, o son personajes con algún grave problema  de dependencia emocional y poco amor propio; dispuestos a aceptar que otra persona los utilice. ¿Cómo se puede siquiera tener un ápice de empatía por ellos o interesarnos sus historias?

Pues que les digo, en cuanto a personajes la serie sigue el camino de "School Days" y eso es una desgracia, aunque al menos en aquella serie, el ser despreciable que es su protagonista termina recibiendo un sobredimensionado castigo. Y eso no justifica para nada su intento de guion, pero las risas al menos te recompensan un poco.

Puntuación: 2.0
(Porque un 2.0, bueno tiene una decente dirección, aunque siendo sinceros un buen director no hubiera aceptado adaptar un guion de ese nivel.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...