domingo, 7 de enero de 2018

Shingeki no Kyojin - Del discurso a la acción.




Una dudosa primera parte

Siendo sincero, los primeros capítulos de Shingeki no Kyojin; fuera de su aspecto visual. No me pareció la gran cosa. Ya desde la misma presentación de un protagonista, con poco peso como Eren o unos personajes secundarios poco atractivos, no me dejaban mayores expectativas. Sin embargo el inconveniente mayor que le encuentro a esta primera parte: es el disforzado discurso, que se supone “épico”.

De primeras, debo admitir que la serie cuenta con una buena dosis de suspenso. Lo que es ideal cuando se quiere hablar de una guerra por la supervivencia y además para mejorar las cosas, no se necesita de un estúpido aliciente cómico (léase Puck de Berserk), para hacer llevadera la historia. Pero los momentos de tensión y el desaliento que sienten los personajes, cuando algo malo ocurre, siempre parecen destinados a dar pie a un discurso, que en términos generales suelen ser un tanto cursi y la mayoría de veces sólo sirve para hacer lucir bien, a quien lo recita. 


Esta es una lamentable escena.
Y lo curioso que cuando el discurso no logra su cometido, ocurre por ejemplo la peor escena de la serie, en el capítulo 10.

La escena en cuestión empieza con los protagonistas, Eren, Mikasa y Armin son rodeados por las tropas estacionarias; quienes les mantienen acorralados y los amenazan con un cañón. Y aunque eso último suene tonto, en contexto el uso de ese cañón se justifica en que hay sospechas que uno de los tres, sea un titán.

Es así que Armin, que no había hecho nada importante, hasta el momento, sale al frente y nos suelta el discurso de turno, y habla del deber, de implicancias morales, y bla, bla, bla... Pero la respuesta del discurso en lugar de conmover hace que el jefe del grupo ordene disparar. 
Y bueno en primer lugar, porque se espera tan pacientemente escuchar un discurso si va a disparar de todos modos y en segundo lugar, esta es una escena cómica de manual. Es lo que se conoce como subvertir las expectativas y esperar lo inesperado. Y obviamente no es la intención de esta escena.

Pero bueno… Luego de cuatro capítulos después, ocurre un juicio a Eren. Y que mejor excusa para los discursos cursis, pensé. Llegado a este punto de la historia, empezaba a saborear la idea de “dropear” la serie. Pero aparece Levi para salvar la situación.


Una Afortunada Segunda Parte

La aparición de Levi, quien en uno de las mejores introducciones de personaje que he visto: dándole una golpisa a un protagonista que me desagrada. Nos anuncia el un cambio en la serie. Y es hasta satisfactoria ver como golpea a Eren, es como decirle a la serie misma: cállate la maldita boca.



Esta es una escena que siempre me hace sonreír, cada vez que la recuerdo.

Y a partir de ese punto se puede decir que la serie crece,  es como si hubieran cambiado de estudio de animación, de director o Hajime Isayama, al llegar este punto, hubiera tomado otra perspectiva. Incluso el segundo opening es mejor, con esas increíbles transiciones entre imágenes.

La historia gana peso, nuevos personajes aparecen en la heroica Legión de Reconocimiento; mucho más carismáticos e interesantes que los personajes que habíamos conocido hasta el momento. La acción también se incrementa, la lucha contra los titanes se hace más brutal y emocionante. Y cuando vemos el enfrentamiento entre dos titanes; las escenas ganan un valor extra de salvajismo y aumenta aún más el valor agregado al espectáculo.

Pero mi escena favorita de acción, es cuando Levi entra finalmente en acción, en el capítulo 22. Es un poco jugar con las expectativas porque su fama le precede y cuando por fin lo vemos atacando con rapidez y temerariamente, recibimos más de lo que esperamos. La música electrónica, se torna emocionante e incluso resulta exagerado la secuencia en la que él rueda (literalmente) cortandole el brazo al Titan mujer. Pero me gusta, porque ese efectismo es lo caracteriza al Shonen, es poner la acción a primer plano y “volarte la cabeza”, cuando menos te lo esperas, ese es un terreno que domina bien la serie.



Valio la pena esperar está escena.

Conclusiones

Es comprensible la popularidad de Shingeki no Kyojin , su premisa se presta para tocar géneros como el misterio y el horror, la animación logra resultados magníficos en el tema de la acción, la banda sonora es portentosa, una de las mejores que he escuchado. Y como plus, debo agregar que me sorprende, como una serie tan popular, no recurra en ningún momento al fanservice barato.

Puntuacion: 7.4        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...